Uña de GatoLos nativos peruanos usan la uña de gato para tratar las enfermedades inflamatorias como la artritis, para limpiar el tracto digestivo y para tratar el cáncer. También se ha usado para tratar la disentería, la recuperación del parto, y los desequilibrios de la hormona de mujeres.

En los estudios del laboratorio, la uña de gato normaliza algunas funciones del sistema inmune. También parece ayudar a reducir la coagulación de sangre, Es útil en cáncer, sida, candidiasis sistémica, herpes varios y sarcoma de Kaposi .

gracias a los glucósidos quinó vicos. Un 15% superior a la indometacina. Útil en artritis reumatoide, artritis diversas, bursitis, reumas, lupus y fibromialgias.  Anti radicales  libres: eficaz en procesos inflamatorios, cancerosos, estados febriles y en exposición a radiaciones ionizantes. Antimutágena y citostática, Antiviral, Desintoxicante  y resolutiva del tracto digestivo, Antialérgica, Desintoxicante,  Anafrodisíaca,  Antiagregante.

 

Luego de que la OMS (Organización Mundial de la Salud) patrocinara una Conferencia Internacional en Ginebra (Suiza), acerca de la uncaria tomentosa, el interés que ésta planta de la selva húmeda había despertado, se volvió prácticamente universal.

Sobretodo por su conocida concentración de alcaloides, de los cuales por lo menos 6 son capaces de aumentar el nivel de inmunidad hasta un 50%. Además de haberse documentado clínicamente la acción de cinco de los Alcaloides, por sus efectos contra la leucemia, tumores, úlcera e infecciones y artritis.

Hoy por hoy, las propiedades de la Uña de Gato son indiscutibles. Un fenómeno de la medicina natural que ha llegado a traspasar fronteras, gracias a su presentación en filtrantes, capsulas, etc. Sin embargo, muy pocos saben la gran cantidad de beneficios que puede traer su consumo en la dieta diaria. Pues, sin apoyar la teoría de cura total del Cáncer o Sida, sus efectos inmunoestimulantes nos dan una muy buena excusa para incluirla en nuestras vidas.

 

Propiedades de la Uña de Gato:

Inmunoestimulante: activa el sistema defensivo e inhibe los procesos tumorales.

Anti-inflamatoria: en la artritis.

Antimutagénica y citostática: útil en el tratamiento del cáncer.

Depurativa intestinal y renal: diverticulosis, colitis, hemorroides, fístulas, gastritis, úlceras, parasitosis, desequilibrios de la flora intestinal, enfermedad de Crohn, incontinencia y desórdenes renales.

Inhibidora de la coagulación: previene y reduce el riesgo de problemas cardiacos, baja la tensión arterial, aumenta la circulación, inhibe la formación de placa en las paredes de los vasos circulatorios del corazón, cerebro y arterias.

Alergias químicas o al polen: en bronquitis y asma.

Antiviral: herpes genital, herpes zoster, virus del SIDA, candidiasis sistémica. Se ha visto que si se mezcla con AZT (quimioterápico) impide que se multiplique el HIV y detiene el desarrollo de células cancerosas.

Reduce los efectos de la radioterapia y quimioterapia asociados en el tratamiento del cáncer.